domingo, 31 de enero de 2016

Avisos del 1 al 7 de Febrero

Durante esta semana que se inicia no habrá misas en los días hábiles (de martes a viernes).

A partir del próximo fin de semana (sábado 6 y domingo 7 de febrero) volvemos a los horarios habituales, es decir: los Sábados a las 20 y los Domingos a las 11 y a las 20 (en lugar de las 21).

Secretaría Parroquial comienza a atender nuevamente desde este lunes 1° de febrero en horario de 17 a 20 hs.

El 2 de Febrero se clausura el Año de la Vida Consagrada con una Misa solemne en el Vaticano presidida por el Papa Francisco. Oremos a la Virgen en acción de gracias por las vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales, y para pedir que siempre estén en aumento. 

sábado, 30 de enero de 2016

Lecturas del Domingo 4 del Tiempo Ordinario (C)

4° DOMINGO DURANTE EL AÑO (Ciclo C)

PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Jeremías (Jer 1, 4-5. 17-19)                   

En tiempos del rey Josías, la palabra del Señor llegó a mí en estos términos: “Antes de formarte en el vientre materno, yo te conocía; antes de que salieras del seno, yo te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones. En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide yo delante de ellos. Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país. Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque yo estoy contigo para librarte”.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 70, 1-a 5-6ab. 15ab. 17

R. Mi boca, Señor, anunciará tu salvación.

Yo me refugio en ti, Señor,
¡que nunca tenga que avergonzarme!
Por tu justicia, líbrame y rescátame,
inclina tu oído hacia mí, y sálvame. R.

Sé para mí una roca protectora,
tú que decidiste venir siempre en mi ayuda,
porque tú eres mi Roca y mi fortaleza.
¡Líbrame, Dios mío, de las manos del impío! R.

Porque tú, Señor, eres mi esperanza
y mi seguridad desde mi juventud.
En ti me apoyé desde las entrañas de mi madre;
desde el vientre materno fuiste mi protector. R.

Mi boca anunciará incesantemente
tus actos de justicia y salvación,
Dios mío, tú me enseñaste desde mi juventud,
y hasta hoy he narrado tus maravillas. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los cristianos de Corinto (1Cor 12, 31—13, 13)

Hermanos: Aspiren a los dones más perfectos. Y ahora voy a mostrarles un camino más perfecto todavía. Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe. Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo para hacer alarde, si no tengo amor, no me sirve para nada. El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá; porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías, limitadas. Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo que es imperfecto. Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo, confusamente; después veremos cara a cara. Ahora conozco todo imperfectamente; después conoceré como Dios me conoce a mí. En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor.
Palabra de Dios.

ALELUYA    
Lc 4, 18

Aleluya. El Señor me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (Lc  4, 21-30)
Después que Jesús predicó en la sinagoga de Nazaret, todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: “¿No es éste el hijo de José?”. Pero él les respondió: “Sin duda ustedes me citarán el refrán: ‘Médico, sánate a ti mismo’. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaúm”. Después agregó: “Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra. Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó todo el país. Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón. También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán, el sirio”. Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo. Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino.
Palabra del Señor.

sábado, 23 de enero de 2016

Avisos del 24 al 31 de Enero

• Recordamos que este domingo 24 de Enero, nuestro Arzobispo Monseñor Carlos J. Ñáñez, celebra sus bodas de plata episcopales. Con tal motivo presidirá la Misa a las 8 de la mañana en la Basílica de Santo Domingo (Misa radial y televisiva). Acompañamos a nuestro pastor en tan grata fecha y damos gracias a Dios por su presencia como guía de la Iglesia que peregrina en Córdoba.

• El próximo martes 26 de Enero, como culminación de la “Semana Brocheriana”, a las 10 horas y en el Predio La Providencia de Villa Cura Brochero, se celebrará la Santa Misa presidida por Monseñor Mario Poli, Cardenal Primado de la Argentina, y concelebrada por Obispos y Sacerdotes de diversas ciudades. Se invita a quienes puedan asistir, que expresen su alegría por la inminente canonización de nuestro Cura Brochero.

• Informamos que en las dos semanas próximas no se celebrará Misa en nuestra parroquia en días hábiles. Quedan firmes las de los sábados a las 20 horas y los domingos en horario de 11 y las 21 hs.

La atención de secretaría parroquial sigue en receso durante el presente mes de Enero y se reanudará el 1° de Febrero, de lunes a viernes de 17 a 20 hs.

Lecturas del Domingo 3 del Tiempo Ordinario (C)

3° DOMINGO DURANTE EL AÑO (Ciclo C)

PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Nehemías (Neh 8, 2-4a. 5-6. 8-10)                   

El sacerdote Esdras trajo la Ley ante la Asamblea, compuesta por los hombres, las mujeres y por todos los que podían entender lo que se leía. Era el primer día del séptimo mes. Luego, desde el alba hasta promediar el día, leyó el libro en la plaza que está ante la puerta del Agua, en presencia de los hombres, de las mujeres y de todos los que podían entender. Y todo el pueblo seguía con atención la lectura del libro de la Ley. Esdras, el escriba, estaba de pie sobre una tarima de madera que habían hecho para esa ocasión. Abrió el libro a la vista de todo el pueblo –porque estaba más alto que todos– y cuando lo abrió, todo el pueblo se puso de pie. Esdras bendijo al Señor, el Dios grande, y todo el pueblo, levantando las manos, respondió: “¡Amén! ¡Amén!”. Luego se inclinaron y se postraron delante del Señor con el rostro en tierra. Los levitas leían el libro de la Ley de Dios, con claridad, e interpretando el sentido, de manera que se comprendió la lectura. Entonces Nehemías, el gobernador, Esdras, el sacerdote escriba, y los levitas que instruían al pueblo, dijeron a todo el pueblo: “Este es un día consagrado al Señor, su Dios: no estén tristes ni lloren”. Porque todo el pueblo lloraba al oír las palabras de la Ley. Después añadió: “Ya pueden retirarse; coman bien, beban un buen vino y manden una porción al que no tiene nada preparado, porque éste es un día consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, porque la alegría en el Señor es la fortaleza de ustedes”.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 18, 8-10. 15

R. Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida.

La ley del Señor es perfecta,
reconforta el alma;
el testimonio del Señor es verdadero,
da sabiduría al simple. R.

Los preceptos del Señor son rectos,
alegran el corazón;
los mandamientos del Señor son claros,
iluminan los ojos. R.

La palabra del Señor es pura,
permanece para siempre;
los juicios del Señor son la verdad,
enteramente justos. R.

¡Ojalá sean de tu agrado
las palabras de mi boca,
y lleguen hasta ti mis pensamientos,
Señor, mi Roca y mi redentor! R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los cristianos de Corinto (1Cor 12, 12-30)    

Hermanos: Así como el cuerpo tiene muchos miembros, y sin embargo, es uno, y estos miembros, a pesar de ser muchos, no forman sino un solo cuerpo, así también sucede con Cristo. Porque todos hemos sido bautizados en un solo Espíritu para formar un solo Cuerpo –judíos y griegos, esclavos y hombres libres– y todos hemos bebido de un mismo Espíritu. El cuerpo no se compone de un solo miembro sino de muchos. Si el pie dijera: “Como no soy mano, no formo parte del cuerpo”, ¿acaso por eso no seguiría siendo parte de él? Y si el oído dijera: “Ya que no soy ojo, no formo parte del cuerpo”, ¿acaso dejaría de ser parte de él? Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿dónde estaría el oído? Y si todo fuera oído, ¿dónde estaría el olfato? Pero Dios ha dispuesto a cada uno de los miembros en el cuerpo, según un plan establecido. Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? De hecho, hay muchos miembros, pero el cuerpo es uno solo. El ojo no puede decir a la mano: “No te necesito”, ni la cabeza, a los pies: “No tengo necesidad de ustedes”. Más aún, los miembros del cuerpo que consideramos más débiles también son necesarios, y los que consideramos menos decorosos son los que tratamos más decorosamente. Así nuestros miembros menos dignos son tratados con mayor respeto, ya que los otros no necesitan ser tratados de esa manera. Pero Dios dispuso el cuerpo, dando mayor honor a los miembros que más lo necesitan, a fin de que no haya divisiones en el cuerpo, sino que todos los miembros sean mutuamente solidarios. ¿Un miembro sufre? Todos los demás sufren con él. ¿Un miembro es enaltecido? Todos los demás participan de su alegría. Ustedes son el Cuerpo de Cristo, y cada uno en particular, miembro de ese Cuerpo. En la Iglesia, hay algunos que han sido establecidos por Dios, en primer lugar, como apóstoles; en segundo lugar, como profetas; en tercer lugar, como doctores. Después vienen los que han recibido el don de hacer milagros, el don de sanar, el don de socorrer a los necesitados, el don de gobernar y el don de lenguas. ¿Acaso todos son apóstoles? ¿Todos profetas? ¿Todos doctores? ¿Todos hacen milagros? ¿Todos tienen el don de sanar? ¿Todos tienen el don de lenguas o el don de interpretarlas?
Palabra de Dios.

ALELUYA    
Lc 4, 18

Aleluya. El Señor me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (Lc  1, 1-4; 4, 14-21)
Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros, tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra. Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado, a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido. Jesús volvió a Galilea con el poder del Espíritu y su fama se extendió en toda la región. Enseñaba en las sinagogas de ellos y todos lo alababan. Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.
Palabra del Señor.

viernes, 22 de enero de 2016

El Papa firma el decreto que reconoce la santidad del Cura Brochero

Bochero SANTO

El papa Francisco aprobó hoy la canonización del cura José Gabriel Brochero, tras haber confirmado el segundo milagro atribuido a su obra, por lo que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

El pontífice autorizó este viernes a la Congregación de las Causas de los Santos a publicar el decreto que aprueba el segundo milagro atribuido a Brochero, en el caso de una nena que se recuperó de lesiones que la habían dejado al borde de la muerte.

Según fuentes de la Santa Sede consultadas por Télam, existe una alta posibilidad de que la canonización que lo oficializará como santo se concrete "en octubre en Roma".

Texto completo del decreto en el que el Santo Padre declara la Canonización del Cura Brochero hacer clic acá.

jueves, 21 de enero de 2016

Bodas episcopales de Monseñor Carlos José Ñáñez, Arzobispo de Córdoba (1991-2016)

Queremos dar gracias a Dios por los 25 años de ministerio episcopal de Monseñor Carlos José Ñáñez, Arzobispo de Córdoba. La misa de acción de gracias se celebrará a las 8 de la mañana, horario de la misa radial transmitida por Cadena 3 Argentina y televisada por Canal C

La celebración presidida por monseñor Ñáñez tendrá lugar en el Santuario de la Virgen del Rosario del Milagro en la Basílica Santo Domingo, de la ciudad de Córdoba.

Monseñor Ñáñez fue designado obispo titular de Lete y auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba el 12 de diciembre de 1990, y recibe la Consagración Episcopal el 24 de enero de 1991.

En el lugar donde se encuentra nuestra Madre Patrona de la Arquidiócesis de Córdoba, modelo de “gratuidad”, daremos gracias al Señor por haber elegido a nuestro Obispo para servir como pastor y guía de su Pueblo, de la Iglesia peregrina de Córdoba en Argentina.

Agradecer a nuestro pastor por su entrega generosa en 25 años de servicio como Obispo de una iglesia amplia, diversa, rica, movilizadora, misionera, carismática, con un estilo de evangelización sencillamente pastoral; el mismo estilo del Cura Brochero a quien recordaremos dos días después por el aniversario de su muerte (1914), y de quien el Papa Francisco ha firmado el decreto de  Canonización, nuestro Santo cordobés.

El Papa Francisco nos recuerda incansablemente en sus discursos el valor de la gratuidad, dice que somos “objetos de la gratuidad de Dios”, que cada día es un retorno a la gratuidad a la que Dios nos creó y nos eligió; condición que marcó a la Virgen Santísima primera agradecida de los regalos de Dios.

A ella le llevamos esta ofrenda de acción de gracias. Para que proteja y cuide a nuestro Pastor cada día y en cada decisión, a la familia de monseñor Ñáñez, a los que están vivos, y a los que lo acompañan desde la eternidad como sus padres, abuelos, generaciones que le transmitieron la fe y al propio Cardenal Francisco Primatesta quien lo ordenó obispo en Córdoba. Ofrecemos y pedimos también por sus amigos cardenales, obispos y sacerdotes, y por tantos hermanos y hermanas que en estos 25 años de servicio pastoral, lo acompañaron y colaboraron con su ministerio episcopal.

domingo, 17 de enero de 2016

Avisos del 17 al 26 de Enero

1) Misas en nuestra parroquia: de martes a viernes 20 hs

2) En el fin de semana: Sábado 20 hs y el Domingo a las 11 hs. y a las 21 hs.

3) Semana Brocheriana del 17 al 26 de enero. (Información en este blog)

4) El Domingo 24, celebración de las bodas de plata episcopales de Monseñor Carlos Ñáñez. Misa en la basílica Santo Domingo a las 8 hs

Semana Brocheriana 2016

La diócesis de Cruz del Eje informó el cronograma de actividades de la Semana Brocheriana 2016, que se desarrollará desde el 16 hasta el 26 de enero en la localidad cordobesa que lleva el nombre del beato, con el lema “Con Brochero, seamos misericordiosos como nuestro Padre Dios”.  “Vivamos y disfrutemos la misericordia de Dios”, se exclama en la convocatoria.

“Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso podemos percibir el amor de la Santísima Trinidad. La misión que Jesús ha recibido del Padre ha sido la de revelar el misterio del amor divino en plenitud. ‘Dios es amor’”, se destaca citando la bula mediante la cual el papa Francisco convocó al Año Jubilar de la Misericordia.

El sábado 16, a las 21, el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, presidirá en el santuario dedicado al beato Cura Brochero la misa de apertura de la Semana Brocheriana.

Desde el domingo 17 se celebrarán misas a las 7, a las 11 y a las 21, mientras que sacerdotes escucharán confesiones una hora antes de cada celebración eucarística.

Durante toda la semana, en las misas de las 11 y de las 21 se predicarán los temas de la Semana Brocheriana: Brochero y la Misericordia.

El martes 26, a las 10, el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidirá la misa de clausura de la Semana Brocheriana, que será concelebrada por obispos y sacerdotes de todo el país. En la oportunidad se pedirá por la pronta canonización del beato Cura Brochero, a quien el papa Francisco definió como un verdadero “pastor con olor a oveja”. 

sábado, 16 de enero de 2016

Lecturas del Domingo 2 del Tiempo Ordinario (C)

2° DOMINGO DURANTE EL AÑO (Ciclo C)

PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Isaías (Is 62, 1-5)                   

Por amor a Sión no me callaré, por amor a Jerusalén no descansaré, hasta que irrumpa su justicia como una luz radiante y su salvación, como una antorcha encendida. Las naciones contemplarán tu justicia y todos los reyes verán tu gloria; y tú serás llamada con un nombre nuevo, puesto por la boca del Señor. Serás una espléndida corona en la mano del Señor, una diadema real en las palmas de tu Dios. No te dirán más “¡Abandonada!”, ni dirán más a tu tierra “¡Devastada!” sino que te llamarán “Mi deleite”, y a tu tierra “Desposada”. Porque el Señor pone en ti su deleite y tu tierra tendrá un esposo. Como un joven se casa con una virgen, así te desposará el que te reconstruye; y como la esposa es la alegría de su esposo, así serás tú la alegría de tu Dios.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 95, 1-3. 7-10a.c.

R. Anuncien las maravillas del Señor por todos los pueblos.

Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su Nombre. R.

Día tras día, proclamen su victoria.
Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos. R.

Aclamen al Señor, familias de los pueblos,
aclamen la gloria y el poder del Señor;
aclamen la gloria del Nombre del Señor. R.

Entren en sus atrios trayendo una ofrenda,
adoren al Señor al manifestarse su santidad:
¡Que toda la tierra tiemble ante él! R.

Digan entre las naciones:
“¡El Señor reina!
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud”. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los cristianos de Corinto (1Cor 12, 4-11)    

Hermanos: Ciertamente, hay diversidad de dones, pero todos proceden del mismo Espíritu. Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor. Hay diversidad de actividades, pero es el mismo Dios el que realiza todo en todos. En cada uno, el Espíritu se manifiesta para el bien común. El Espíritu da a uno la sabiduría para hablar; a otro, la ciencia para enseñar, según el mismo Espíritu; a otro, la fe, también en el mismo Espíritu. A éste se le da el don de sanar, siempre en ese único Espíritu; a aquél, el don de hacer milagros; a uno, el don de profecía; a otro, el don de juzgar sobre el valor de los dones del Espíritu; a este, el don de lenguas; a aquél, el don de interpretarlas. Pero en todo esto, es el mismo y único Espíritu el que actúa, distribuyendo sus dones a cada uno en particular como él quiere.
Palabra de Dios.

ALELUYA    

Aleluya. Dios nos llamó por medio del Evangelio para poseer la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Juan (Jn 2, 1-11)
Se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y, como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: “No tienen vino”. Jesús le respondió: “Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía”. Pero su madre dijo a los sirvientes: “Hagan todo lo que él les diga”. Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos cien litros cada una. Jesús dijo a los sirvientes: “Llenen de agua estas tinajas”. Y las llenaron hasta el borde. “Saquen ahora –agregó Jesús– y lleven al encargado del banquete”. Así lo hicieron. El encargado probó el agua cambiada en vino y, como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y le dijo: “Siempre se sirve primero el buen vino y, cuando todos han bebido bien, se trae el de calidad inferior. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento”. Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.
Palabra del Señor.

domingo, 10 de enero de 2016

Misas esta semana

Informamos que en la presente semana, excepcionalmente, se celebrará la Misa de 20 horas desde el martes 12 al viernes 15.

Las misas de los fines de semana, durante Enero, seguirán siendo celebradas los sábados a las 20 hs. y los domingos a las 11 y a las 21 horas.

sábado, 9 de enero de 2016

Lecturas del Domingo del Bautismo del Señor

EL BAUTISMO DEL SEÑOR (C)

PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Isaías (Is 40, 1-5. 9-11)                   

¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios! Hablen al corazón de Jerusalén y anúncienle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que su culpa está pagada, que ha recibido de la mano del Señor doble castigo por todos sus pecados. Una voz proclama: ¡Preparen en el desierto el camino del Señor, tracen en la estepa un sendero para nuestro Dios! ¡Que se rellenen todos los valles y se aplanen todas las montañas y colinas; que las quebradas se conviertan en llanuras y los terrenos escarpados, en planicies! Entonces se revelará la gloria del Señor y todos los hombres la verán juntamente, porque ha hablado la boca del Señor. Súbete a una montaña elevada, tú que llevas la buena noticia a Sión; levanta con fuerza tu voz, tú que llevas la buena noticia a Jerusalén. Levántala sin temor, di a las ciudades de Judá: “¡Aquí está su Dios!”. Ya llega el Señor con poder y su brazo le asegura el dominio: el premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede. Como un pastor, él apacienta su rebaño, lo reúne con su brazo; lleva sobre su pecho a los corderos y guía con cuidado a las que han dado a luz.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 103, 1b-4. 24-25. 27-30

R. ¡Bendice al Señor, alma mía!

¡Señor, Dios mío, qué grande eres!
Estás vestido de esplendor y majestad
y te envuelves con un manto de luz.
Tú extendiste el cielo como un toldo. R.

Construiste tu mansión sobre las aguas.
Las nubes te sirven de carruaje y avanzas en alas del viento.
Usas como mensajeros a los vientos,
y a los relámpagos, como ministros. R.

¡Qué variadas son tus obras, Señor!
¡Todo lo hiciste con sabiduría, la tierra está llena de tus criaturas!
Allí está el mar, grande y dilatado,
donde se agitan, en número incontable, animales grandes y pequeños. R.

Todos esperan de ti que
les des la comida a su tiempo:
se la das, y ellos la recogen;
abres tu mano, y quedan saciados. R.

Si escondes tu rostro, se espantan;
si les quitas el aliento, expiran y vuelven al polvo.
Si envías tu aliento, son creados,
y renuevas la superficie de la tierra. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a Tito (Tit 2, 11-14; 3, 4-7)    

Querido hijo: La gracia de Dios, que es fuente de salvación para todos los hombres, se ha manifestado. Ella nos enseña a rechazar la impiedad y los deseos mundanos, para vivir en la vida presente con sobriedad, justicia y piedad, mientras aguardamos la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador, Cristo Jesús. Él se entregó por nosotros, a fin de librarnos de toda iniquidad, purificarnos y crear para sí un Pueblo elegido y lleno de celo en la práctica del bien. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor a los hombres, no por las obras de justicia que habíamos realizado, sino solamente por su misericordia, él nos salvó, haciéndonos renacer por el bautismo y renovándonos por el Espíritu Santo. Y derramó abundantemente ese Espíritu sobre nosotros por medio de Jesucristo, nuestro Salvador, a fin de que, justificados por su gracia, seamos en esperanza herederos de la Vida eterna.
Palabra de Dios.

ALELUYA    
Lc 3, 16

Aleluya. “Viene uno que es más poderoso que yo”, dijo Juan Bautista; “él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego”. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (Lc 3, 15-16. 21-22)
Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan Bautista no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo: “Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego”. Todo el pueblo se hacía bautizar, y también fue bautizado Jesús. Y mientras estaba orando, se abrió el cielo y el Espíritu Santo descendió sobre él en forma corporal, como una paloma. Se oyó entonces una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección”.
Palabra del Señor.

lunes, 4 de enero de 2016

Colaboraciones con la emergencia en el Litoral

Siempre pensando en el otro, sostenemos que la mejor ayuda es la que se organiza. Cáritas Córdoba agradece la demostración de solidaridad, pero momentáneamente no recibirá donaciones para los hermanos inundados del Litoral. Los que deseen ayudar podrán hacerlo a una cuenta bancaria a nombre de Cáritas Argentina Emergencia.

Desde Cáritas Córdoba nos pusimos en contacto con representantes de las regiones afectadas. Y la realidad es que por el momento, en una primera etapa de ayuda inmediata, las necesidades básicas están siendo cubiertas. Es necesario ser organizados en la distribución y en la entrega considerando que el agua aún no baja, por lo tanto tampoco hay demasiados lugares donde acopiar las donaciones.

Por lo tanto NO se recibirán donaciones de ningún tipo en la sede de Cáritas (Vélez Sársfield 929), ni tampoco en las parroquias, por el momento y hasta nuevo aviso.

Siempre insistimos en que “la mejor ayuda es la que se organiza”. Por este motivo, y para evitar gastos de traslado y tareas de recepción, clasificación y distribución de las donaciones, la institución ha creado una cuenta para hacer donaciones en efectivo:

Cuenta Corriente Banco Nación Nº 35869/51 – Sucursal Plaza de Mayo 0085
CBU 01105995-20000035869519
A nombre de: Cáritas Argentina Emergencia CUIT 30-51731290-4

También se puede colaborar ingresando a: https://www.caritas.org.ar/emergencia/

Seguimos unidos en oración pidiendo en este tiempo de Navidad la gracia de la misericordia, la paciencia, la unidad y el consuelo para nuestros hermanos del Litoral.

sábado, 2 de enero de 2016

Lecturas del Domingo 2 después de Navidad

2° DOMINGO DESPUÉS DE NAVIDAD (C)

PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Eclesiástico (Ecli 24, 1-2. 8-12)                   

La Sabiduría hace el elogio de sí misma y se gloría en medio de su pueblo, abre la boca en la asamblea del Altísimo y se gloría delante de su Poder. “El Creador de todas las cosas me dio una orden, el que me creó me hizo instalar mi carpa, él me dijo: “Levanta tu carpa en Jacob y fija tu herencia en Israel”. Él me creó antes de los siglos, desde el principio, y por todos los siglos no dejaré de existir. Ante él, ejercí el ministerio en la Morada santa, y así me he establecido en Sión; él me hizo reposar asimismo en la Ciudad predilecta, y en Jerusalén se ejerce mi autoridad. Yo eché raíces en un Pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su herencia”.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 147, 12-15. 19-20

R. La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.

¡Glorifica al Señor, Jerusalén,
alaba a tu Dios, Sión!
Él reforzó los cerrojos de tus puertas
y bendijo a tus hijos dentro de ti. R.

Él asegura la paz en tus fronteras
y te sacia con lo mejor del trigo.
Envía su mensaje a la tierra,
su palabra corre velozmente. R.

Revela su palabra a Jacob,
sus preceptos y mandatos a Israel:
A ningún otro pueblo trató así
ni le dio a conocer sus mandamientos. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los cristianos de Éfeso (Ef 1, 3-6. 15-18)    

Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo, y nos ha elegido en él, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor. Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido. Por eso, habiéndome enterado de la fe que ustedes tienen en el Señor Jesús y del amor que demuestran por todos los hermanos, doy gracias sin cesar por ustedes, recordándolos siempre en mis oraciones. Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les conceda un espíritu de sabiduría y de revelación que les permita conocerlo verdaderamente. Que él ilumine sus corazones, para que ustedes puedan valorar la esperanza a la que han sido llamados, los tesoros de gloria que encierra su herencia entre los santos.
Palabra de Dios.

ALELUYA    
1Tim 3, 16

Aleluya. Gloria a ti, Cristo, proclamado a los paganos; gloria a ti, Cristo, creído en el mundo. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Juan (Jn 1, 1-18)
Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Al principio estaba junto a Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe. En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la percibieron. Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. Él no era la luz, sino el testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre. Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios. Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios. Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él, al declarar: “Éste es Aquél del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo”. De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia: porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Dios Hijo único, que está en el seno del Padre.
Palabra del Señor.