martes, 29 de diciembre de 2015

Jornada Mundial de la Paz 2016

'Vence la indiferencia y conquista la paz'', es el título del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2016 que se celebrará el 1° de enero y que fue presentado hace unos días en la Sala de Prensa de la Santa Sede por el Cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

En la sala, además de sacerdotes y autoridades vaticanas, también estuvieron presentes algunos refugiados procedentes de Siria, Somalia, Kenia y Costa de Marfil, a los que presta asistencia el Centro Astalli de Roma.

Durante la presentación, el Purpurado explicó que en su mensaje el Santo Padre trata a fondo el problema de la "globalización de la indiferencia", la cual nace de la indiferencia a Dios y se extiende a los demás seres humanos y a la creación. La persona –advirtió–, se siente autosuficiente y piensa que no debe nada a nadie, excepto a sí mismo y se atribuye solamente derechos y no deberes.

''Después de demostrar que la paz se ve amenazada por la indiferencia a todos los niveles -añadió- el mensaje ofrece una reflexión bíblica y teológica, que nos permite comprender la necesidad de superar la indiferencia para abrirnos a la compasión, la misericordia y al compromiso, y por tanto a la solidaridad''; esta última una virtud moral que debe ser cultivada por los medios de comunicación y quienes tienen responsabilidades de tipo educativo.

Por su parte, la subsecretaria del dicasterio, Flaminia Giovanelli, señaló que en el texto se evidencia la continuidad del magisterio del Papa Francisco con el de sus predecesores Benedicto XVI y San Juan Pablo II, resaltando que el primero había individuado en la cuestión antropológica la cuestión social actual, señalando el problema del nihilismo; mientras el vínculo con San Juan Pablo II era particularmente visible en la indicación del camino de la misericordia para contrastar la indiferencia.

Para leer el texto completo del mensaje del Papa Francisco 
para la Jornada Mundial de la Paz 2016, 

lunes, 28 de diciembre de 2015

Árbol de la Caridad... ¡Muchas gracias a todos!

Por la generosa colaboración de la comunidad de nuestra parroquia, otro año más hemos podido reunir en torno al “Árbol de la Caridad” una gran cantidad de mercadería que ha sido distribuida en hogares humildes de nuestro ámbito y también en la Vicaría Padre Claret (de la zona de Los Boulevares) y en la parroquia hermana de barrio Argüello Norte.

Por tal motivo, queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a todos quienes hicieron su contribución solidaria para la Navidad de nuestros hermanos.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Horarios de Misas de fin y principio de año

Estos son los horarios de celebración de Misas en nuestra parroquia en los últimos días del mes de Diciembre 2015 y para el mes de Enero 2016.
Horarios:
Martes 29 al Jueves 31 de Diciembre
Misa a las 20 horas
---
Viernes 1 de Enero
Santa María Madre de Dios – Jornada Mundial por la Paz
Misa a las 20 horas.
---
Mes de Enero:
No habrá Misas de martes a viernes.
Sábados: Misa a las 20 horas.
Domingos: Misa a las 11 y a las 21 horas.

Por su parte, la secretaría parroquial atenderá en sus horarios normales en lo que resta del mes de Diciembre y no atenderá en Enero 2016.

Lecturas del Domingo de la Sagrada Familia

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA (C) 
PRIMERA LECTURA
Lectura del libro de Samuel (1Sam 1, 20-22. 24-28)                   

En aquellos días, Ana concibió, y a su debido tiempo dio a luz un hijo, al que puso el nombre de Samuel, diciendo: “Se lo he pedido al Señor”. El marido, Elcaná, subió con toda su familia para ofrecer al Señor el sacrificio anual y cumplir su voto. Pero Ana no subió, porque dijo a su marido: “No iré hasta que el niño deje de mamar. Entonces lo llevaré y él se presentará delante el Señor y se quedará allí para siempre”. Cuando el niño dejó de mamar, lo subió con ella, llevando además un novillo de tres años, una mediada de harina y un odre de vino, y lo condujo a la Casa del Señor en Silo. El niño era aún muy pequeño. Y después de inmolar el novillo, se lo llevaron a Elí. Ella dijo: “Perdón, señor mío, ¡por tu vida, señor!, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti, para orar al Señor. Era este niño lo que yo suplicaba al Señor, y él me concedió lo que le pedía. Ahora yo, a mi vez, se lo cedo a él: para toda su vida queda cedido al Señor”. Después se postraron delante del Señor.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 83, 2-3. 5-6. 9-10

R. ¡Señor, felices los que habitan en tu Casa!

¡Qué amable es tu Morada, Señor del Universo!
Mi alma se consume de deseos por los atrios del Señor;
mi corazón y mi carne claman ansiosos por el Dios viviente. R.

¡Felices los que habitan en tu Casa y te alaban sin cesar!
¡Felices los que encuentran su fuerza en ti,
al emprender la peregrinación! R.

Señor del universo, oye mi plegaria,
escucha, Dios de Jacob;
protege, Dios, a nuestro Escudo
y mira el rostro de tu Ungido. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la primera carta de San Juan (1Jn 3, 1-2. 21-24)    

Queridos hermanos: ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a él. Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es. Queridos míos, si nuestro corazón no nos hace ningún reproche, podemos acercarnos a Dios con plena confianza, y él nos concederá todo cuanto le pidamos, porque cumplimos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Su mandamiento es éste: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como él nos ordenó. El que cumple sus mandamientos permanece en Dios, y Dios permanece en él; y sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.
Palabra de Dios.

ALELUYA    
Hech 16, 14b

Aleluya. Señor, toca nuestro corazón, para que aceptemos las palabras de tu Hijo. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (2, 41-52)

Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre, y acabada la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta. Creyendo que estaba en la caravana, caminaron todo un día y después comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. Como no lo encontraron, volvieron a Jerusalén en busca de él. Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que lo oían estaban asombrados de su inteligencia y sus respuestas. Al verlo, sus padres quedaron maravillados y su madre le dijo: “Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados”. Jesús les respondió: “¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que Yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?”. Ellos no entendieron lo que les decía. Él regresó con sus padres a Nazaret y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba estas cosas en su corazón. Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres.
Palabra del Señor.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Saludo de Navidad

Este es el saludo de Navidad del Arzobispo y los Obispos Auxiliares, 
para la Iglesia que peregrina en Córdoba.

Para ingresar a la página del Arzobispado de Córdoba hacer clic acá.

También el P. Juan Martinez saluda a toda la comunidad
de la Parroquia Nuestra Señora del Valle
deseándoles una muy feliz Navidad
con Jesús iluminando todos los corazones.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Horarios de Misas de Navidad, Fin de Año y Enero

Estos son los Horarios de Misas en la parroquia
en Nochebuena, Navidad, Año Nuevo y mes de Enero: 
Jueves 24 de Diciembre
Nochebuena
Misa a las 20:30 horas
---
Viernes 25 de Diciembre
Natividad de Nuestro Señor Jesucristo
Misa a las 11 y a las 20:30 hs.
---
Jueves 31 de Diciembre
Misa a las 20 horas
---
Viernes 1 de Enero
Santa María Madre de Dios – Jornada Mundial por la Paz
Misa a las 20 horas.
---
Mes de Enero
No habrá Misas de martes a viernes.
Sábados: Misa a las 20 horas.
Domingos: Misa a las 11 y a las 21 horas.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Agenda parroquial y Avisos 20 al 26 de Diciembre

DOMINGO 20 DE DICIEMBRE

Cuarto Domingo de Adviento
11:00 hs: Santa Misa.
20:00 hs: Santa Misa.

LUNES 21 DE DICIEMBRE

20:00 hs: Santa Misa.
20:30 hs: Celebración Penitencial.

MARTES 22 DE DICIEMBRE

17:00 hs: Entrega de bolsones navideños
20:00 hs: Santa Misa.

MIÉRCOLES 23 DE DICIEMBRE

Por la mañana: Visita a la Cárcel de Mujeres.
Por la tarde: Visita a la Cárcel de Varones.
20:00 hs: Santa Misa.

JUEVES 24 DE DICIEMBRE

20:30 hs: Santa Misa de Nochebuena.

VIERNES 25 DE DICIEMBRE

NATIVIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
11:00 hs: Santa Misa.
20:30 hs: Santa Misa.

• SÁBADO 26 DE DICIEMBRE

20:00 hs: Santa Misa.
• El martes 22 de diciembre se hará entrega de los bolsones navideños armados con la colaboración de los fieles en el “Árbol de la Cariad”. Serán beneficiarias familias del ámbito de nuestra parroquia, de la Vicaría Padre Claret de Barrio Los Boulevares y de la Parroquia de Argüello Norte.

• El miércoles 23 de diciembre se realizará la visita pastoral a la cárcel de mujeres (por la mañana) y a la cárcel de varones (por la tarde).
• Recordamos la invitación a la Celebración Penitencial el día lunes 21 al término de la misa (a las 20:30 hs). Diez sacerdotes estarán presentes para administrar el sacramento de la Reconciliación preparando el alma para la llegada de la Navidad y en el marco del Año de la Misericordia.

Lecturas del Cuarto Domingo de Adviento

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO (C)

PRIMERA LECTURA
Lectura de la profecía de Miqueas (5, 1-4a)                   

Así habla el Señor: Y tú, Belén Efratá, tan pequeña entre los clanes de Judá, de ti, me nacerá el que debe gobernar a Israel: sus orígenes se remontan al pasado, a un tiempo inmemorial. Por eso, el Señor los abandonará hasta el momento en que dé a luz la que debe ser madre; entonces el resto de sus hermanos volverá junto a los israelitas. Él se mantendrá de pie y los apacentará con la fuerza del Señor, con la majestad del nombre del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque él será grande hasta los confines de la tierra. ¡Y él mismo será la paz!
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Sal 79, 2ac. 3b. 15-16. 18-19

R. Restáuranos, Señor del universo.

Escucha, Pastor de Israel,
tú que tienes el trono sobre los querubines,
resplandece, reafirma tu poder
y ven a salvarnos. R.

Vuélvete, Señor de los ejércitos,
observa desde el cielo y mira:
ven a visitar tu vid, la cepa que plantó tu mano,
el retoño que tú hiciste vigoroso. R.

Que tu mano sostenga al que está a tu derecha,
al hombre que tú fortaleciste,
y nunca nos apartaremos de ti:
devuélvenos la vida e invocaremos tu Nombre. R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta a los Hebreos (Heb 10, 5-10)    

Hermanos: Cristo, al entrar en el mundo, dijo: “Tú no has querido sacrificio ni oblación; en cambio, me has dado un cuerpo. No has mirado con agrado los holocaustos ni los sacrificios expiatorios. Entonces dije: Dios, aquí estoy, yo vengo –como está escrito de mí en el libro de la Ley– para hacer tu voluntad”. Él comienza diciendo: “Tú no has querido ni has mirado con agrado los sacrificios, los holocaustos, ni los sacrificios expiatorios, a pesar de que están prescritos por la Ley”. Y luego añade: “Aquí estoy, yo vengo para hacer tu voluntad”. Así declara abolido el primer régimen para establecer el segundo. Y en virtud de esta voluntad quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha de una vez para siempre.
Palabra de Dios.

ALELUYA     
Lc 1, 38

Aleluya. Yo soy la servidora del Señor; que se haga en mí según tu Palabra. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (1, 39-45)
Durante su embarazo, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su vientre, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: “¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi vientre. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor”.
Palabra del Señor.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Ordenación episcopal de Monseñor Ricardo Seirutti

La Iglesia que peregrina en Córdoba invita a la ordenación episcopal de Monseñor Ricardo Orlando Seirutti, obispo auxiliar electo de la Arquidiócesis de Córdoba. La celebración se llevará a cabo el viernes 18 de diciembre a las 19.30 en la Iglesia Catedral de Córdoba Nuestra Señora de la Asunción.

El Sumo Pontífice Francisco nombró el pasado 7 de Noviembre obispo titular de Bela y auxiliar de la arquidiócesis de Córdoba al presbítero Ricardo Orlando Seirutti, de 59 años, siendo párroco de San Juan Evangelista, en la ciudad de Córdoba, y vicario episcopal para Movimientos y Asociaciones Laicales de la arquidiócesis y recientemente nombrado vicario Episcopal para la Ciudad zona Sur.

La ceremonia será presidia por el Arzobispo de Córdoba Monseñor Carlos Ñáñez, serán co-consagrantes Monseñor Pedro Torres actual Obispo Auxiliar de Córdoba y Monseñor Damián Bitar Obispo de Oberá (amigo de Mons. Seirutti y compañeros de formación en el Seminario).
Será una alegría compartir esta celebración con cada uno de ustedes y sus comunidades. Los esperamos para dar gracias por este regalo de Dios a la Iglesia que peregrina en Córdoba. Acompañamos con la oración al padre Ricardo, unidos a su lema episcopal "Pasó haciendo el bien" (Hch 10,38b).

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Catequesis de hoy del Papa Francisco

“Los animo a abrir la puerta del corazón para dejar entrar a Cristo y ser portadores de su misericordia”

El domingo pasado ha sido abierta la Puerta Santa de la Catedral de Roma, la Basílica de San Juan de Letrán, y se ha abierto una Puerta de la Misericordia en la Catedral de cada diócesis del mundo, también en los Santuarios y en las Iglesias que los Obispos han dicho hacerlo. El Jubileo es en todo el mundo no solamente en Roma.

He deseado que este signo de la Puerta Santa estuviera presente en cada Iglesia particular, para que el Jubileo de la Misericordia pueda ser una experiencia compartida por cada persona. El Año Santo, en este modo, ha comenzado en toda la Iglesia y viene celebrado en cada diócesis como en Roma, también la primera Puerta Santa ha sido abierta en el corazón de África y Roma es aquel signo visible de la comunión universal. Que esta comunión eclesial sea cada vez más intensa, para que la Iglesia sea en el mundo el signo vivo del amor y de la misericordia del Padre. Que la Iglesia sea signo vivo del amor y de misericordia.

También la fecha del 8 de diciembre ha querido subrayar esta exigencia, vinculando, a 50 años de distancia, el inicio del Jubileo con la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. En efecto, el Concilio ha contemplado y presentado la Iglesia a la luz del misterio, del misterio de la comunión. Extendida en todo el mundo y articulada en tantas Iglesias particulares, es siempre y sólo la única Iglesia que Jesucristo ha querido y por la cual se ha ofrecido Él mismo. La Iglesia “una” que vive de la comunión misma de Dios.

Este misterio de comunión, que hace de la Iglesia signo del amor del Padre, crece y madura en nuestro corazón, cuando el amor, que reconocemos en la Cruz de Cristo y en cual nos sumergimos, nos hace amar como nosotros mismos somos amados por Él. Se trata de un Amor sin fin, que tiene el rostro del perdón y de la misericordia.

Pero el perdón y la misericordia no deben permanecer como bellas palabras, sino realizarse en la vida cotidiana. Amar y perdonar son el signo concreto y visible que la fe ha transformado nuestros corazones y nos permite expresar en nosotros la vida misma de Dios. Amar y perdonar como Dios ama y perdona. Este es un programa de vida que no puede conocer interrupciones o excepciones, sino que nos empuja a andar siempre más allá sin cansarnos nunca, con la certeza de ser sostenidos por la presencia paterna de Dios.

Este gran signo de la vida cristiana se transforma después en tantos otros signos que son característicos del Jubileo. Pienso en cuantos atravesarán una de las Puertas Santas, que en este Año son verdaderas Puertas de la Misericordia, Puertas de la Misericordia. La Puerta indica a Jesús mismo que ha dicho: «Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento» (Jn 10,9). Atravesar la Puerta Santa es el signo de nuestra confianza en el Señor Jesús que no ha venido para juzgar, sino para salvar (cfr Jn 12,47). Estén atentos eh, que no haya alguno más despierto, demasiado astuto que les diga que se tiene que pagar, no, la salvación no se paga, la salvación no se compra, la Puerta es Jesús y Jesús es gratis. Y la Puerta, Él mismo, hemos escuchado, que habla de aquellos que dejan entrar no como se debe y simplemente dice que son ladrones, estén atentos, la salvación es gratis.

Atravesar la Puerta Santa es signo de una verdadera conversión de nuestro corazón. Cuando atravesamos aquella Puerta es bueno recordar que debemos tener abierta también la puerta de nuestro corazón. Estoy delante de la Puerta Santa y pido al Señor ayúdame a abrir la puerta de mi corazón. No tendría mucha eficacia el Año Santo si la puerta de nuestro corazón no dejará pasar a Cristo que nos empuja a andar hacia los otros, para llevarlo a Él y a su amor. Por lo tanto, como la Puerta Santa permanece abierta, porque es el signo de la acogida que Dios mismo nos reserva, así también nuestra puerta, aquella del corazón, esté siempre abierta para no excluir a ninguno. Ni siquiera aquella o aquel que me molestan. Ninguno.

Un signo importante del Jubileo es también la Confesión. Acercarse al Sacramento con el cual somos reconciliados con Dios equivale a tener experiencia directa de su misericordia. Es encontrar el Padre que perdona. Dios perdona todo. Dios nos comprende también en nuestras limitaciones nos comprende también en nuestras contradicciones. No solo, Él con su amor nos dice que cuando reconocemos nuestros pecados nos es todavía más cercano y nos anima a mirar hacia adelante. Dice más, que cuando reconocemos nuestros pecados, pedimos perdón, hay fiesta en el cielo, Jesús hace fiesta en el cielo y esta es su misericordia. No se desanimen. Adelante, adelante

Nota para los lectores:
Quienes deseen poseer la edición impresa de la bula papal “Misericordiae Vultus” por medio de la cual Francisco convocó al Año Jubilar de la Misericordia, pueden adquirirla en la secretaría parroquial a un costo mínimo ($ 25).

martes, 15 de diciembre de 2015

Las obras de misericordia

Estamos viviendo el Año de la Misericordia. Vale entonces recordar que las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales. Las obras de misericordia son 14 y se dividen en 7 Espirituales y 7 Corporales.

LAS SIETE OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES

1. Enseñar al que no sabe.
Es importante que cooperemos con nuestros hermanos, pero es más importante enseñarles a realizar por ellos mismos aquello que no saben. Por ello, enseñémosle a orar, a perdonar, a perdonarse, a compartir, etc.

2. Dar buen consejo al que lo necesita.
Para dar buen consejo es necesario que nosotros mismos hayamos sido aconsejados por un director espiritual, que nos ayude a orar a Dios Padre, para que nos envíe su Santo Espíritu y nos regale el don de consejo. Así, bajo la guía del Señor, tanto nuestras palabras como nuestro actuar, serán un constante aconsejar a los que lo necesitan.

3. Corregir al que se equivoca.
Muchas veces nos enojamos o reímos cuando vemos a algún hermano equivocarse, olvidándosenos que no somos perfectos e inevitablemente nos equivocaremos también. Pensemos, ¿nos gustaría que se rieran de nosotros?, definitivamente NO, así que, cuando alguien se equivoque corrijámoslo con amor fraternal para que no lo vuelva a hacer.

4. Perdonar al que nos ofende.
¡Qué difícil!... tanto que Jesús nos dice que debemos perdonar 70 veces 7, es decir, SIEMPRE. Además en el Padre Nuestro, nos pone la condición de perdonar nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Así que, a perdonar, perdonar, perdonar....

5. Consolar al triste.
Jesús nos ha dicho: "Dichosos los que lloran porque serán consolados". El consuelo de Dios, por medio de su Espíritu Santo, nos consuela. Pero, además, Dios se vale de nosotros para consolar a los demás. No se trata de decir: no llore, sino de buscar en las Escrituras, las palabras que mejor se adecúen a la situación. En los salmos podremos encontrar esa palabra de consuelo que requerimos, por eso, es conveniente recitarlos y meditarlos constantemente.

6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
¡Qué fácil es ver la paja en el ojo del prójimo y no vemos la viga en el nuestro!. Cuando seamos capaces de disimular los defectos de nuestro hermano, estaremos colaborando en la construcción del Reino del Señor. Tengamos paciencia con los ancianos, los niños, el vecino, el compañero de trabajo y ellos la tendrán con nosotros, en nuestros defectos.

7. Rogar a Dios por los vivos y los difuntos.
Cuando escucho a mis hijos orar pidiendo a Diosito por nosotros, por sus hermanos, por sus compañeros de escuela y por sus abuelitos ya fallecidos, me siento agradecido de saber que muchos elevan una oración al Creador por mí y por mis familiares o amigos que se me adelantaron a la casa del Padre. Cada oración es una intercesión, y el Señor nos pide que oremos unos por otros para mantenernos firmes en la fe, así como El oró por Pedro para que una vez confirmado, le ayudara a sus hermanos.

LAS SIETE OBRAS DE MISERICORDIA CORPORALES

1. Visitar a los enfermos.
Nuestros hospitales están llenos de enfermos olvidados por sus familiares, o bien, personas que por la lejanía con el centro hospitalario, no reciben visita alguna. Es bueno dar dinero para los necesitados, pero que bueno es darnos nosotros mismos. Compartamos de nuestro tiempo con ellos y llevémosles una palabra de aliento, un rato de compañía a esos cristos en su monte de los olivos.

2. Dar de comer al hambriento.
Jesús nos ordena compartir con el necesitado cunado nos dice, "El que tenga dos capas dele una al que no tiene, y el que tenga alimento, comparta con el que no" (San Lucas, 3-11). Al compartir nuestro alimento, no solo les llenamos el estómago a nuestros hermanos necesitados, sino que les mostramos el amor de Dios que no los deja desfallecer.

3. Dar de beber al sediento.
Con cuantas ganas nos bebemos un vaso de agua fresca luego de recorrer un largo trecho para calmar nuestra sed. ¿Cuántas veces pensamos en nuestros hermanos que no tienen un lugar donde beberlo? Pensemos en aquellos que se enferman porque deben calmar su sed con agua contaminada, aquellos que mueren de sed porque otros la desperdician, incluso Jesús, en su trance de muerte, sintió sed y lo exclamó con tanta vehemencia, que un soldado romano le acercó una esponja con hiel y vinagre para que la calmara. ¿Somos nosotros peores que ese soldado romano como para negar agua al sediento?

4. Dar posada al peregrino.
Existen muchos inmigrantes que esperan nuestra ayuda para poder vivir dignamente junto a su familia, ayuda que debe hacerse presente en toda forma y a todo momento. Recordemos que esos hermanos desposeídos son Sagrarios del Espíritu Santo que merecen al menos una Tienda de Encuentro con el amor Divino.

5. Vestir al desnudo.
A menudo nos encontramos con hermanos que están vestidos con harapos o bien se encuentran desnudos, viéndose disminuida su dignidad de hijos de Dios. Ayudémosles a recobrarla brindándoles una vestidura limpia y respetable, que les permita reencontrar al Señor en la bondad de los demás.

6. Visitar a los encarcelados.
Cada mañana nos levantamos y corremos a los centros de estudio o trabajo, y posiblemente pasemos frente a un centro de reclusión en el que muchos de nuestros hermanos sufren la soledad y la indiferencia. Nuestra Santa Madre Iglesia nos llama a llevarles, no solo cosas materiales, sino el cariño de toda la comunidad a cada uno de ellos, para que se sientan parte del rebaño del Único Pastor.

7. Enterrar a los muertos.
Sepultarlos no significa olvidarlos, por el contrario, esta obra de misericordia coporal nos lleva a la obra de misericordia espiritual que nos invita a rezar por los vivos y los muertos. Al enterrarlos no debemos olvidar que es nuestro deber mantener sus sepulturas en buen estado, pues en ellas se contienen los restos mortales de aquellos que fueron Templo del Espíritu Santo.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Apertura de la Puerta Santa de la Misericordia en nuestra parroquia

Con la apertura de la Puerta Santa de la Misericordia, ha dado comienzo en la Iglesia el Jubileo Extraordinario de la Misericordia que fuera convocado por el Papa Francisco a través de la bula  Misericordiae Vultus.

El propio Francisco abrió la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro (Vaticano) el día 8 de Diciembre, fecha oficial de inicio del año jubilar. Y dispuso que en las catedrales y parroquias del mundo entero se hicieran ceremonias similares el domingo 13 de diciembre, lo cual también se celebró esta mañana, previo a la Misa de 11 horas en nuestra parroquia.

Hay 12 elementos clave (todos ellos tomados del texto de la bula), que a nuestro parecer, nos ayudarán a comprender qué significa este tiempo de gracia:

1.- El llamado de la Iglesia a contemplar el misterio de la misericordia.

2.- Reconocer a Dios como un Padre que jamás se da por vencido hasta que no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia.

3.- La apertura de la Puerta Santa como símbolo de un nuevo compromiso para todos los cristianos, de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe.

4.- Que la Iglesia y las parroquias sean oasis de misericordia.

5.- Ser misioneros de la misericordia.

6.- Impulsar las peregrinaciones como estímulo para la conversión.

7.- Redescubrir las obras de misericordia corporales y espirituales.

8.- Vivir la Cuaresma con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios.

9.- Fomentar la iniciativa de las “24 horas para el Señor” de modo que más personas se acerquen al sacramento de la Reconciliación.

10.- Promover la indulgencia por la cual Dios hace evidente este amor que es capaz de destruir el pecado de los hombres.

11.- Tiempo oportuno para cambiar de vida. Tiempo para dejarse tocar el corazón.

12.- Que nuestro pensamiento se dirija a María Madre de la Misericordia.
A lo largo de este año, en nuestros grupos y con nuestros amigos meditemos en estos puntos y pongamos medios concretos de cómo empezar a vivirlos. Nosotros, en este blog parroquial, iremos desarrollando variados temas relacionados con el Año de la Misericordia, para enriquecernos espiritualmente y proyectarnos a nuestros hermanos.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Agenda parroquial y Avisos 13 al 20 de Diciembre

DOMINGO 13 DE DICIEMBRE

Tercer Domingo de Adviento.
11:00 hs: Apertura de la Puerta Santa en la Parroquia  - Santa Misa.
18:30 hs: Apertura de la Puerta Santa en la Catedral.
20:00 hs: Santa Misa.

LUNES 14 DE DICIEMBRE

19:30 hs: Narcóticos Anónimos.

MARTES 15 DE DICIEMBRE

9:00 hs: Gimnasia para Adultos.
17:00 hs: Entrega de bolsones.
19:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

MIÉRCOLES 16 DE DICIEMBRE

Por la mañana: Visita a la cárcel de mujeres.
16:00 hs: Mercado de pulgas. 
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.
19:30 hs: Grupo Coral “La Cripta”.
20:00 hs: Santa Misa.
20:45 hs: Reunión del Consejo Pastoral Parroquial.

JUEVES 17 DE DICIEMBRE

9:00 hs: Gimnasia para Adultos.
19:30 hs: Santo Rosario.
19:30 hs: Alcohólicos Anónimos.
20:00 hs: Santa Misa.

VIERNES 18 DE DICIEMBRE

19:30 hs: Ordenación Episcopal de Mons. Ricardo Seirutti en la iglesia Catedral.
19:30 hs: Adoración Eucarística.
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.
20:00 hs: Santa Misa.

SÁBADO 19 DE DICIEMBRE

18:30 hs: Bautismos
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.
20:00 hs: Santa Misa.

DOMINGO 20 DE DICIEMBRE

Cuarto Domingo de Adviento.
11:00 hs: Santa Misa.
20:00 hs: Santa Misa.
• Invitamos a participar este domingo en la apertura de la Puerta Santa de la Misericordia. En nuestra Parroquia será minutos antes de la Santa Misa de las 11 horas. Y en la Iglesia Catedral a las 18:30 horas, previa procesión que saldrá de la Basílica de Santo Domingo.

• El día martes 15 a las 20 hs. en Osde Córdoba (Av. Rafael Núñez 4252) el Padre Ángel Rossi sj dará una charla sobre la Espiritualidad de la Navidad. Retirar invitaciones en Osde.

• Continuando las visitas pastorales a las cárceles, este miércoles 16 se hará la visita a la cárcel de mujeres (y se repetirá el miércoles 23).

• Recordamos que ya está dispuesto el “Árbol de la Caridad”, por lo cual invitamos a colaborar con generosidad con alimentos, pan dulce, garrapiñadas y bebidas para que en la Navidad no existan carencias en la mesa de los hogares más humildes de nuestra parroquia. También recibirán nuestra ayuda los fieles de la Vicaría Padre Claret (Los Boulevares) y la Parroquia Visitación del Señor (Argüello Norte).

• El viernes 18 a las 19:30 hs. en la Iglesia Catedral, se celebrará la ordenación episcopal de Monseñor Ricardo Seirutti, nuevo Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba. La ceremonia será presidia por el Arzobispo de Córdoba Monseñor Carlos Ñáñez,  y serán co-consagrantes Monseñor Pedro Torres actual Obispo Auxiliar de Córdoba y Monseñor Damián Bitar Obispo de Oberá (amigo de Mons. Seirutti y compañeros de formación en el Seminario).

Lecturas del Tercer Domingo de Adviento

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO (C)
PRIMERA LECTURA
Lectura de la profecía de Sofonías (3, 14-18ª)                   

¡Grita de alegría, hija de Sión! ¡Aclama, Israel! ¡Alégrate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén! El Señor ha retirado las sentencias que pesaban sobre ti y ha expulsado a tus enemigos. El Rey de Israel, el Señor, está en medio de ti: ya no temerás ningún mal. Aquel día, se dirá a Jerusalén: ¡No temas, Sión, que no desfallezcan tus manos! ¡El Señor, tu Dios, está en medio de ti, es un guerrero victorioso! Él exulta de alegría a causa de ti, te renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría, como en los días de fiesta.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Is 12, 2-6

R. ¡Aclamemos al Señor con alegría!

Este es el Dios de mi salvación:
yo tengo confianza y no temo,
porque el Señor es mi fuerza y mi protección;
él fue mi salvación. R.

Ustedes sacarán agua con alegría
de las fuentes de la salvación.
Den gracias al Señor, invoquen su Nombre,
anuncien entre los pueblos sus proezas,
proclamen qué sublime es su Nombre. R.

Canten al Señor porque ha hecho algo grandioso:
¡Que sea conocido en toda la tierra!
¡Aclama y grita de alegría, habitante de Sión,
porque es grande en medio de ti el Santo de Israel! R.

SEGUNDA LECTURA
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los cristianos de Filipos (Flp 4, 4-7)    

Hermanos: Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. No se angustien por nada y, en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.
Palabra de Dios.

ALELUYA     
Is 61, 1

Aleluya. El Espíritu del Señor está sobre mí; él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres. Aleluya.

EVANGELIO
+ Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (3, 2b-3. 10-18)

Dios dirigió su palabra a Juan Bautista, el hijo de Zacarías, que estaba en el desierto. Este comenzó a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados. La gente le preguntaba: “¿Qué debemos hacer entonces?”. Él les respondía: “El que tenga dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tenga qué comer, haga otro tanto”. Algunos publicanos vinieron también a hacerse bautizar y le preguntaron: “Maestro, ¿qué debemos hacer?”. Él les respondió: “No exijan más de lo estipulado”. A su vez, unos soldados le preguntaron: “Y nosotros, ¿qué debemos hacer?”. Juan les respondió: “No extorsionen a nadie, no hagan falsas denuncias y conténtense con su sueldo”. Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo a todos: “Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego. Tiene en su mano la horquilla para limpiar su era y recoger el trigo en su granero. Pero consumirá la paja en el fuego inextinguible”. Y por medio de muchas otras exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Noticia.
Palabra del Señor.