lunes, 30 de julio de 2012

Semana de Oración por los Sacerdotes y las Vocaciones Sacerdotales


El Seminario Mayor de Córdoba, Nuestra Señora de Loreto propone una semana de oración por los sacerdotes y las vocaciones sacerdotales. "Queremos unirnos en oración para rezar por la fidelidad de los sacerdotes y para que roguemos al Señor que envíe más trabajadores para sus sembrados". La semana propuesta es la del lunes 30 de julio al domingo 5 de agosto.

Carta del Arzobispo

Queridos hermanos y hermanas:

El próximo sábado 4 de agosto la Iglesia celebra la fiesta del Santo Cura de Ars, patrono de los párrocos. En consonancia con dicho acontecimiento, el Seminario Mayor de Córdoba "Nuestra Señora de Loreto" promueve nuevamente una semana de oración por los sacerdotes y por las vocaciones sacerdotales, que se extenderá desde el lunes 30 de julio hasta el domingo 5 de agosto y que tiene como objetivo pedir por la fidelidad de los sacerdotes y muy especialmente rogar al "dueño de los campos" que envíe más trabajadores para sus sembrados.

Quiero invitados a todos a sumarse a esta importante iniciativa intensificando la oración y utilizando los subsidios que el Seminario Mayor pone a disposición de las comunidades para animadas en ese propósito.

Esta semana de oración puede ser también una ocasión propicia para pedir con insistencia la pronta beatificación del cura Brochero, que al decir del Papa Juan Pablo II "viene a ser como el cura de Ars para los sacerdotes argentinos".

Agradeciéndoles de corazón su colaboración, me es grato saludarlos muy cordialmente en el Señor Jesús y en su Madre, la "Purísima".

Monseñor Carlos José Ñáñez
Arzobispo de Córdoba

Carta Presentación

Querida comunidad:

Desde el Seminario Mayor deseamos proponer nuevamente una semana de oración por los sacerdotes y las vocaciones sacerdotales. Queremos animar a la Iglesia que peregrina en Córdoba a que nos unamos en oración para rezar por la fidelidad de los sacerdotes y para que roguemos al Señor que envíe más trabajadores para sus sembrados.

La semana propuesta es la del lunes 30 de julio al domingo 5 de agosto. Hemos pensado en esta semana porque que el sábado 4 se celebra el día del Párroco, recordando al Santo Cura de Ars. En consonancia con el camino Pastoral que estamos transitando en nuestra Arquidiócesis, proponemos como texto bíblico-lema: "Den/es ustedes de comer" (Mc. 6,34-44).

La invitación será a unimos en una misma oración durante esa semana Es por esto que les presentamos distintas formas de oración, tanto personal como comunitaria, hechas en un mismo espíritu. Adjuntamos algunos materiales que pueden ayudamos en la tarea. Son una ayuda y pueden ser enriquecidos con la creatividad de las comunidades. Les contamos que están disponibles para ser descargados en la sección "Recursos" de nuestra página web http://www.seminariocordoba.org.ar

Agradecemos a los sacerdotes y seminaristas que se comprometieron y pusieron al servicio sus dones, elaborando estos materiales. Desde ya, agradecemos a todos los que se sumen en esa semana Juntos recemos por los sacerdotes y las vocaciones sacerdotales. Los encomendamos a Nuestra Señora de Loreto,
Patrona de nuestro Seminario.

P. Adrián Castagnoviz, P. Sergio Colmenares, Sem. Pablo Márquez, Sem. Leandro Arias
Equipo de Animación Vocacional Sacerdotal

domingo, 29 de julio de 2012

Evangelio del Domingo XVII del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, se fue Jesús a la otra ribera del mar de Galilea, el de Tiberíades, y mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos. Subió Jesús al monte y se sentó allí en compañía de sus discípulos. Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos. Al levantar Jesús los ojos y ver que venía hacia Él mucha gente, dice a Felipe: «¿Dónde vamos a comprar panes para que coman éstos?». Se lo decía para probarle, porque Él sabía lo que iba a hacer. Felipe le contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno tome un poco». Le dice uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es eso para tantos?».
Dijo Jesús: «Haced que se recueste la gente». Había en el lugar mucha hierba. Se recostaron, pues, los hombres en número de unos cinco mil. Tomó entonces Jesús los panes y, después de dar gracias, los repartió entre los que estaban recostados y lo mismo los peces, todo lo que quisieron. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos: «Recoged los trozos sobrantes para que nada se pierda». Los recogieron, pues, y llenaron doce canastos con los trozos de los cinco panes de cebada que sobraron a los que habían comido.
Al ver la gente la señal que había realizado, decía: «Éste es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo». Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte Él solo.
(Jn 6,1-15)

Comentario
Hoy, podemos contemplar cómo se forja en nuestro interior tanto el amor humano como el amor sobrenatural, ya que tenemos un mismo corazón para amar a Dios y a los otros.
Generalmente, el amor va abriéndose paso en el corazón humano cuando se descubre el atractivo del otro: su simpatía, su bondad. Es el caso del «muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces» (Jn 6,9). Da a Jesús todo lo que lleva, los panes y los peces, porque se ha dejado conquistar por el atractivo de Jesús. -He descubierto el atractivo del Señor?
A continuación, el enamoramiento, fruto de sentirse correspondido. Dice que «mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos» (Jn 6,2). Jesús les escuchaba, les hacía caso, porque sabía lo que necesitaban.
Jesucristo siente un poderoso atractivo por mí y quiere mi realización humana y sobrenatural. Me ama tal como soy, con mis miserias, porque pido perdón y, con su ayuda, sigo esforzándome.
«Dándose cuenta Jesús de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte Él solo» (Jn 6,15). Les dirá al día siguiente: «En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis, no porque habéis visto señales, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado» (Jn 6,26). Escribe san Agustín: «¡Cuántos hay que buscan a Jesús, guiados solamente por intereses temporales! (...) Apenas se busca a Jesús por Jesús».
La plenitud del amor es el amor de donación; cuando se busca el bien del amado, sin esperar nada a cambio, aunque sea al precio del sacrificio personal.
Hoy, yo le puedo decir: «Señor, que nos haces participar del milagro de la Eucaristía: te pedimos que no te escondas, que vivas con nosotros, que te veamos, que te toquemos, que te sintamos, que queramos estar siempre a tu lado, que seas el Rey de nuestras vidas y de nuestros trabajos» (San Josemaría).
Rev. D. Pere CALMELL i Turet (Barcelona, España)

viernes, 27 de julio de 2012

Campaña de Sostenimiento de la Iglesia 2012


En el mes de Julio realizamos en la Arquidiócesis de Córdoba la Campaña de Sostenimiento de la Iglesia propuesta por la Conferencia Episcopal Argentina, para pensar juntos cómo podemos ayudarnos a sostener las tareas pastorales de nuestra comunidad, con nuestros talentos, tiempo, recursos.

¿Cómo? Participando, ofreciendo colaborar con lo que está a tu alcance, acercándote a preguntar que se necesita.


Carta de los Obispos a cada uno de los Católicos

Muy queridos hermanos y hermanas:

¿“ESTAMOS” EN LA IGLESIA?  ¿O “SOMOS” IGLESIA?

En las familias, los padres les enseñan a sus hijos a que no deben esperar que todo se les dé, sino que también deben dar, según sus posibilidades. Les dicen: “todos somos familia, todos somos corresponsables. No sólo debemos “estar” en la familia,  debemos “ser parte activa” de la misma”.

Hoy deseamos presentarles una reflexión análoga, referida a nuestras comunidades eclesiales.

Por el bautismo fuimos hechos hijos adoptivos de Dios,  entrando así a formar  parte de la “familia de Dios”.

Jesús, el Hijo unigénito, se hizo semejante a nosotros en todo, menos en el pecado. Vivió también él en una  familia humana, aunque con una historia muy especial: nació en un establo; muy pronto sus padres, para salvar la vida del recién nacido, tuvieron que huir a Egipto y al regreso se radicaron en Nazareth. Allí el sustento del hogar dependió del trabajo de carpintero de San José y Jesús trabajó hasta que comenzó su vida pública. Jesús no se contentó con “estar” en esa familia: “participó” activamente en ella.

Ese Jesús, según su promesa, continúa vivo y presente en nuestra Iglesia, que debe ser como una prolongación de la familia de Nazareth. Podría preguntarnos hoy :  ¿Cómo yo me sentí  comprometido en el sostenimiento de la familia, y trabajé a la par de San José? ¿Brindan ustedes su aporte, cada cual según sus posibilidades, para que “nuestra” familia, la Iglesia, tenga lo necesario para  su misión evangelizadora?

En la medida que lo hagamos, esa “pertenencia” será más plena.

Los invitamos, hermanos queridos, a aceptar esta llamada de Jesús. Que podamos decir de verdad que “somos” y gozamos de ser, la Iglesia de Jesús.

Que María Santísima nos ayude a hacer cada día más “nuestra” esta “Iglesia de la familia de Dios.”

Los Obispos de la Iglesia en la Argentina

jueves, 26 de julio de 2012

26 de Julio: Día de los Abuelos


Santa Ana y San Joaquín, patronos de los abuelos

El 26 de julio, la Iglesia Católica celebra la memoria de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María y abuelos de Jesús. Por ello, la Conferencia Episcopal Argentina, a través del Área de Adultos Mayores del Secretariado Nacional, propuso que a lo largo de los años se vaya imponiendo la costumbre de celebrar y homenajear en este día a los abuelos y abuelas.
   
El Santo Padre, refiriéndose a los abuelos, ha manifestado que, “bajo ningún concepto sean excluidos del círculo familiar”, porque “son un tesoro que no podemos arrebatarles a las nuevas generaciones, sobre todo cuando dan testimonio de fe”.    

Tras poner de relieve que la Iglesia siempre reconoció “la gran riqueza de los abuelos desde el punto de vista humano y social, religioso y espiritual”, Benedicto XVI recordó que “en el pasado, los abuelos tenían un papel importante en la vida y en el crecimiento de la familia. Incluso cuando la edad avanzaba, seguían estando presentes con sus hijos, con los nietos y quizá con los bisnietos, dando un testimonio vivo de atención, de sacrificio y de entrega cotidiana sin reservas”.

El Papa afirmó que “los profundos cambios en la vida de las familias debido a la evolución económica y social, algunos ancianos se dan cuenta de que son un peso para la familia y prefieren vivir solos o en asilos, con todas las consecuencias que conllevan estas decisiones”. Por eso pidió que “los abuelos vuelvan a ser una presencia viva en la familia, en la Iglesia y en la sociedad, que continúen siendo testigos de unidad, de valores fundados en la fidelidad a un único amor que genera la fe y la alegría de vivir. Los llamados nuevos modelos de familia y el relativismo reinante han debilitado estos valores fundamentales del núcleo familiar”.

“Para afrontar la crisis de la familia, ¿no se podría partir precisamente de la presencia y del testimonio de aquellos – los abuelos – que cuentan con una mayor firmeza de valores y de proyectos? No se puede proyectar el futuro sin retornar a un pasado rico de experiencias significativas y de puntos de referencia espiritual y moral”.

Estos conceptos vertidos por el Santo Padre y la decisión del Consejo Pontificio para la Familia de abordar este tema, fundamentan suficientemente la necesidad de dar un lugar preferencial a la figura de los abuelos en la Pastoral Familiar.

Por lo tanto se sugiere promover en las diócesis la celebración del Día de los Abuelos, tanto en las familias como en las parroquias, escuelas e instituciones y para ese fin se dejó a la creatividad de las comunidades los modos de realizar la celebración.

sábado, 21 de julio de 2012

Evangelio del Domingo XVI del Tiempo Ordinario



En aquel tiempo, los Apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. Él, entonces, les dice: «Venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco». Pues los que iban y venían eran muchos, y no les quedaba tiempo ni para comer. Y se fueron en la barca, aparte, a un lugar solitario. Pero les vieron marcharse y muchos cayeron en cuenta; y fueron allá corriendo, a pie, de todas las ciudades y llegaron antes que ellos. Y al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas.
(Mc 6,30-34)

Comentario
Hoy, el Evangelio nos invita a descubrir la importancia de descansar en el Señor. Los Apóstoles regresaban de la misión que Jesús les había dado. Habían expulsado demonios, curado enfermos y predicado el Evangelio. Estaban cansados y Jesús les dice «venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco» (Mc 6,31).
Una de las tentaciones a las que puede sucumbir cualquier cristiano es la de querer hacer muchas cosas descuidando el trato con el Señor. El Catecismo recuerda que, a la hora de hacer oración, uno de los peligros más grandes es pensar que hay otras cosas más urgentes y, de esa forma, se acaba descuidando el trato con Dios. Por eso, Jesús, a sus Apóstoles, que han trabajado mucho, que están agotados y eufóricos porque todo les ha ido bien, les dice que tienen que descansar. Y, señala el Evangelio «se fueron en la barca, aparte, a un lugar solitario» (Mc 6,32). Para poder rezar bien se necesitan, al menos dos cosas: la primera es estar con Jesús, porque es la persona con la que vamos a hablar. Asegurarnos de que estamos con Él. Por eso todo rato de oración empieza, generalmente, y es lo más difícil, con un acto de presencia de Dios. Tomar conciencia de que estamos con Él. Y la segunda es la necesaria soledad. Si queremos hablar con alguien, tener una conversación íntima y profunda, escogemos la soledad.
San Pedro Julián Eymard recomendaba descansar en Jesús después de comulgar. Y advertía del peligro de llenar la acción de gracias con muchas palabras dichas de memoria. Decía, que después de recibir el Cuerpo de Cristo, lo mejor era estar un rato en silencio, para reponer fuerzas y dejando que Jesús nos hable en el silencio de nuestro corazón. A veces, mejor que explicarle a Él nuestros proyectos es conveniente que Jesús nos instruya y anime.
Rev. D. David AMADO i Fernández (Barcelona, España)

viernes, 20 de julio de 2012

Jesús... nuestro amigo


¡Hola Señor Jesús!
Quiero contarte que hoy es el Día del Amigo.
Y es un día especial y tú lo sabes, porque fueron muchos los que te acompañaron en tu breve paso por esta tierra.
Pues, el caso es que yo tengo varios de ellos también. Y los quiero como hermanos, porque sin serlo es como si lo fueran.
¿Te explico? Es simple…
Me aceptan como soy, con mis defectos que tal vez sean muchos, pero también con las virtudes que tengo gracias a ti
Me acompañan aunque sea a la distancia, pero me cuidan si están cerca.
Me protegen contra la envidia y la maldad y son escudos sólidos para defenderme ante cualquier circunstancia.
Me prestan su hombro y sus brazos para que apoye mis dolores y secan mis lágrimas, porque suelo llorar cuando algo me hiere.
Me escuchan con atención y paciencia cuando debo contarle mis pesares.
Suelen aconsejarme si ven que me estoy equivocando, pero lo hacen con prudencia y respeto.
Si la vida me da alegrías las comparten de igual a igual conmigo.
Y así lo hago yo con ellos porque los amo y los valoro
Son fieles, seguros, honestos, discretos y saben compartir serenamente los días de la vida conmigo.
Por eso, que no es poco, y por mucho más, es que hoy te pido que los cuides, que lo protejas, que allanes sus caminos, que los colmes de luz y paz, para que puedan seguir caminando tranquilos por este mundo.
Sé que tu corazón es grande y vas escuchar mi pedido.
Porque sabes que nace de mi sincero reconocimiento por tenerlos
Infinitas gracias Señor…
(Escrito por Zulema Josefina Funes)

lunes, 16 de julio de 2012

Agenda Parroquial 16 al 22 de Julio


LUNES 16 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
19 hs: Narcóticos Anónimos.
20 hs: Grupo Codependientes Anónimos.

MARTES 17 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
14:30 a 16:30 hs: Taller de Corte y Confección.
19 hs: Catequesis de Adultos.
19:30 hs: Santa Misa.
19:30 a 21:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

MIÉRCOLES 18 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
15 hs: Grupo Solidaridad – Costureros.
16 a 18 hs: Mercado de Pulgas.
19 hs: Catequesis de Adolescentes.
19 hs: Coro.
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.
19:30 hs: Santa Misa (Rezo del Rosario antes de la Misa).
21 hs: Jóvenes Universitarios.

JUEVES 19 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
19:30 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

VIERNES 20 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
19 hs: Adoración Eucarística
19:30 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.

SÁBADO 21 DE JULIO

10 hs: Apoyo Escolar.
10:30 hs: La Infancia Misionera.
16 hs: Narcóticos Anónimos.
18 hs: Bautismos.
19:30 hs: Santa Misa.

DOMINGO 22 DE JULIO

11 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Santa Misa.

sábado, 14 de julio de 2012

Evangelio del Domingo XV del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos. Les ordenó que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja; sino: «Calzados con sandalias y no vistáis dos túnicas». Y les dijo: «Cuando entréis en una casa, quedaos en ella hasta marchar de allí. Si algún lugar no os recibe y no os escuchan, marchaos de allí sacudiendo el polvo de la planta de vuestros pies, en testimonio contra ellos». Y, yéndose de allí, predicaron que se convirtieran; expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.
(Mc 6,7-13)

Comentario
Hoy, Domingo XV (B) del tiempo ordinario, leemos en el Evangelio que Jesús envía a los Doce, de dos en dos, a predicar. Hasta ahora han acompañado al Maestro por los caminos de Galilea, pero ha llegado la hora de comenzar la difusión del Evangelio, la Buena Nueva: la noticia de que nuestro Padre Dios nos ama con un amor infinito y que nos ha traído a la vida para hacernos felices por toda la eternidad. Esta noticia es para todos. Nadie ha de quedar al margen de la enseñanza liberadora de Jesús. Nadie queda excluido del Amor de Dios. Es necesario llegar hasta el último rincón del mundo. Hay que anunciar el gozo de la salvación plena y universal, por medio de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre por nosotros, muerto y resucitado y presente activamente en la Iglesia.
Equipados con «poder sobre los espíritus inmundos» (Mc 6,7) y con un bagaje casi inexistente -«Les ordenó que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja; sino: ‘Calzados con sandalias y no vistáis dos túnicas’» (Mc 6,8)- inician la misión de la Iglesia. La eficacia de su predicación evangelizadora no vendrá de influencias humanas o materiales, sino del poder de Dios y de la sinceridad, de la fe y del testimonio de vida del predicador. «Todo el impulso, la energía y la entrega de los evangelizadores provienen de la fuente que es el amor de Dios infundido en nuestros corazones con el don del Espíritu Santo» (Juan Pablo II).
Habiendo comenzado el siglo XXI, la Buena Noticia no ha llegado todavía a todas partes, ni con la intensidad que era necesaria. Se ha de predicar la conversión, hay que vencer a muchos espíritus malignos.
Quienes hemos recibido la Buena Noticia, ¿lo sabemos valorar? ¿Somos conscientes de ello? ¿Estamos agradecidos? Sintámonos enviados, misioneros, urgidos a predicar con el ejemplo y, si fuera necesario, con la palabra para que la Buena Nueva no falte a quienes Dios ha puesto en nuestro camino.
Rev. D. Jordi SOTORRA i Garriga (Sabadell, Barcelona, España)

lunes, 9 de julio de 2012

Oración por la Patria

En el Día de la Independencia Argentina, 
adherimos publicando la Oración por la Patria, 
compuesta por el Episcopado Argentino en el año 2002.
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Nos sentimos heridos y agobiados. Precisamos tu alivio y fortaleza. Queremos ser nación, una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común. Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda. Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor, cercanos a María, que desde Luján nos dice: ¡Argentina! ¡Canta y camina! Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Amén. 

Agenda Parroquial 9 al 15 de Julio


LUNES 9 DE JULIO

Feriado Nacional: Día de la Independencia Argentina

MARTES 10 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
19:30 hs: Celebración de la Palabra.
19:30 a 21:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

MIÉRCOLES 11 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
15 hs: Grupo Solidaridad – Costureros.
19: 30 hs: Narcóticos Anónimos.
19:30 hs: Celebración de la Palabra (Rezo del Rosario antes de la Misa).
21 hs: Jóvenes Universitarios.

JUEVES 12 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
19:30 hs: Celebración de la Palabra.
19:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

VIERNES 13 DE JULIO

19 hs: Adoración Eucarística
19:30 hs: Celebración de la Palabra.
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.

SÁBADO 14 DE JULIO

10 hs: Feria Mercado de Pulgas.
10:30 hs: La Infancia Misionera.
16 hs: Narcóticos Anónimos.
17:30 hs: Catequesis Bautismal.
19:30 hs: Santa Misa.

DOMINGO 15 DE JULIO

11 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Santa Misa.

sábado, 7 de julio de 2012

Evangelio del Domingo XIV del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, Jesús fue a su patria, y sus discípulos le seguían. Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía: «¿De dónde le viene esto? y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?». Y se escandalizaban a causa de Él. Jesús les dijo: «Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio». Y no podía hacer allí ningún milagro, a excepción de unos pocos enfermos a quienes curó imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe.
(Mc 6,1-6)

Comentario
Hoy la liturgia nos ayuda a descubrir los sentimientos del Corazón de Jesús: «Y se extrañó de su falta de fe» (Mc 6,6). Sin lugar a dudas, a los discípulos les debió impresionar la falta de fe de los conciudadanos del Maestro y la reacción del mismo. Parecía lo más normal que las cosas hubieran sucedido de otra manera: llegaban a la tierra donde había vivido tantos años, habían oído contar las obras que realizaba, y la consecuencia lógica era que le acogieran con cariño y confianza, más dispuestos que los demás a escuchar sus enseñanzas. Sin embargo, no fue así, sino todo lo contrario: «Y se escandalizaban a causa de Él» (Mc 6,3).
La extrañeza de Jesús por la actitud de los de su tierra, nos muestra un corazón que confía en los hombres, que espera una respuesta y al que no deja indiferente la falta de la misma, porque es un corazón que se da buscando nuestro bien. Lo expresa muy bien san Bernardo, cuando escribe: «Vino el Hijo de Dios e hizo tales maravillas en el mundo que arrancó nuestro entendimiento de todo lo mundano, para que meditemos y nunca cesemos de ponderar sus maravillas. Nos dejó unos horizontes infinitos para solaz de la inteligencia, y un río tan caudaloso de ideas que es imposible vadearlo. ¿Hay alguien capaz de comprender por qué quiso morir la majestad suprema para darnos la vida, servir Él para reinar nosotros, vivir desterrado para llevamos a la patria, y rebajarse hasta lo más vil y ordinario para ensalzarnos por encima de todo?».
Podría pensarse en lo que hubiera cambiado la vida de los habitantes de Nazareth si se hubieran acercado a Jesús con fe. Así, tenemos que pedirle día a día como sus discípulos: «Señor, aumenta nuestra fe» (Lc 17,5), para que nos abramos más y más a su acción amorosa en nosotros.
P. Joaquim PETIT Llimona, L.C. (Barcelona, España) 

viernes, 6 de julio de 2012

Compromiso... promesa que nos alcanza



Audiovisual "Compromiso... promesa que nos alcanza". Se proyectó durante la celebración Ecuménica e Interreligiosa por la Patria, en el Aula Magna de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Organizada por la Iglesia Católica de Córdoba, COMIPAZ y Centro Ecuménico Cristiano de Córdoba.

Un verdadero encuentro fraterno, un gesto de comunión por nuestra PATRIA.

lunes, 2 de julio de 2012

Celebración Ecuménica e Interreligiosa por la Patria


En el marco de la Fiesta de la Independencia Argentina y en sintonía con el espíritu del lema pastoral que anima a la Arquidiócesis de Córdoba, "En Jesús somos hijos, nos hacemos hermanos y ciudadanos, nos comprometemos", Mons. Carlos Ñáñez invita a participar de la Celebración Ecuménica e Interreligiosa por la Patria.


A los ciudadanos de todos los Credos

Queridos hermanos y hermanas:

Tengo el agrado de dirigirme a ustedes con el objeto de invitarlos muy cordialmente a la Celebración Ecuménica e Interreligiosa que realizaremos en el Aula Magna de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Caseros Nº 51) el próximo jueves 5 de julio a las 19:30 hs, con motivo de celebrarse un nuevo aniversario de la declaración de la Independencia Nacional.

Como en años anteriores la comunidad católica de Córdoba, en la convicción de que a nuestra Argentina la construimos entre todos, ha invitado a los creyentes de las distintas tradiciones religiosas a unirse en una súplica común pidiendo por el bienestar de nuestra Patria, por sus autoridades y por todos sus ciudadanos.

Creemos oportuna la fecha para elevar juntos una oración confiada al único Dios por nuestra Argentina, asumiendo de verdad nuestro compromiso como ciudadanos y expresando en ese acto trascendental nuestro anhelo de hacernos hermanos construyendo una Patria que nos incluya y nos acoja a todos.

Agradeciéndoles vuestra amable atención a esta invitación, me es muy grato saludarlos con la mayor cordialidad.

+  Carlos  José  Ñáñez
Arzobispo de Córdoba

Agenda Parroquial 2 al 8 de Julio


LUNES 2 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
19 hs: Narcóticos Anónimos.
20 hs: Grupo Codependientes Anónimos.

MARTES 3 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
19 hs: Catequesis de Adultos.
19:30 hs: Santa Misa.
19:30 a 21:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

MIÉRCOLES 4 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
15 hs: Grupo Solidaridad – Costureros.
16 a 18 hs: Mercado de Pulgas.
19 hs: Coro.
19: 30 hs: Narcóticos Anónimos.
19:30 hs: Santa Misa (Rezo del Rosario antes de la Misa).
21 hs: Jóvenes Universitarios.

JUEVES 5 DE JULIO

9 a 12 hs: Talleres Psicosociales.
9 a 10 hs: Gimnasia.
18 hs: Santa Misa (horario excepcional)
19:30 hs: Alcohólicos Anónimos.

VIERNES 6 DE JULIO

19 hs: Adoración Eucarística
19:30 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Narcóticos Anónimos.

SÁBADO 7 DE JULIO

10:30 hs: La Infancia Misionera.
16 hs: Narcóticos Anónimos.
18 hs: Bautismos.
19:30 hs: Santa Misa.

DOMINGO 8 DE JULIO

11 hs: Santa Misa.
19:30 hs: Santa Misa.

domingo, 1 de julio de 2012

Evangelio del Domingo XIII del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, Jesús pasó de nuevo en la barca a la otra orilla y se aglomeró junto a Él mucha gente; Él estaba a la orilla del mar. Llega uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verle, cae a sus pies, y le suplica con insistencia diciendo: «Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva». Y se fue con él. Le seguía un gran gentío que le oprimía.
Entonces, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, y que había sufrido mucho con muchos médicos y había gastado todos sus bienes sin provecho alguno, antes bien, yendo a peor, habiendo oído lo que se decía de Jesús, se acercó por detrás entre la gente y tocó su manto. Pues decía: «Si logro tocar aunque sólo sea sus vestidos, me salvaré». Inmediatamente se le secó la fuente de sangre y sintió en su cuerpo que quedaba sana del mal. Al instante, Jesús, dándose cuenta de la fuerza que había salido de Él, se volvió entre la gente y decía: «¿Quién me ha tocado los vestidos?». Sus discípulos le contestaron: «Estás viendo que la gente te oprime y preguntas: ‘¿Quién me ha tocado?’». Pero Él miraba a su alrededor para descubrir a la que lo había hecho. Entonces, la mujer, viendo lo que le había sucedido, se acercó atemorizada y temblorosa, se postró ante Él y le contó toda la verdad. Él le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad».
Mientras estaba hablando llegan de la casa del jefe de la sinagoga unos diciendo: «Tu hija ha muerto; ¿a qué molestar ya al Maestro?». Jesús que oyó lo que habían dicho, dice al jefe de la sinagoga: «No temas; solamente ten fe». Y no permitió que nadie le acompañara, a no ser Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegan a la casa del jefe de la sinagoga y observa el alboroto, unos que lloraban y otros que daban grandes alaridos. Entra y les dice: «¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no ha muerto; está dormida». Y se burlaban de Él. Pero Él después de echar fuera a todos, toma consigo al padre de la niña, a la madre y a los suyos, y entra donde estaba la niña. Y tomando la mano de la niña, le dice: «Talitá kum», que quiere decir: «Muchacha, a ti te digo, levántate». La muchacha se levantó al instante y se puso a andar, pues tenía doce años. Quedaron fuera de sí, llenos de estupor. Y les insistió mucho en que nadie lo supiera; y les dijo que le dieran a ella de comer.
(Mc 5,21-43)

Comentario
Hoy, san Marcos nos presenta una avalancha de necesitados que se acerca a Jesús-Salvador buscando consuelo y salud. Incluso, aquel día se abrió paso entre la multitud un hombre llamado Jairo, el jefe de la sinagoga, para implorar la salud de su hijita: «Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva» (Mc 5,23).
Quién sabe si aquel hombre conocía de vista a Jesús, de verle frecuentemente en la sinagoga y, encontrándose tan desesperado, decidió invocar su ayuda. En cualquier caso, Jesús captando la fe de aquel padre afligido accedió a su petición; sólo que mientras se dirigía a su casa llegó la noticia de que la chiquilla ya había muerto y que era inútil molestarle: «Tu hija ha muerto; ¿a qué molestar ya al Maestro?» (Mc 5,35).
Jesús, dándose cuenta de la situación, pidió a Jairo que no se dejara influir por el ambiente pesimista, diciéndole: «No temas; solamente ten fe» (Mc 5,36). Jesús le pidió a aquel padre una fe más grande, capaz de ir más allá de las dudas y del miedo. Al llegar a casa de Jairo, el Mesías retornó la vida a la chiquilla con las palabras: «Talitá kum, que quiere decir: ‘Muchacha, a ti te digo, levántate’» (Mc 5,41).
También nosotros debiéramos tener más fe, aquella fe que no duda ante las dificultades y pruebas de la vida, y que sabe madurar en el dolor a través de nuestra unión con Cristo, tal como nos sugiere el papa Benedicto XVI en su encíclica Spe Salvi (Salvados por la esperanza): «Lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo, que ha sufrido con amor infinito».
Fray Valentí Serra i Fornell (Barcelona, España)